¿SABÍAS QUE LA LECHE DE BURRA ES LA MÁS PARECIDA A LA HUMANA?

Seguro que te has sorprendido al leer el título de este post.

Hoy desde Neathea, queremos contaros las magníficas propiedades que tiene la leche de burra tanto en cosmética como en nutrición, lo que está relacionado con ser la más parecida a la nuestra. Estas propiedades se conocen desde tiempos remotos, y durante mucho tiempo los bebés prematuros fueron alimentados por esta leche, aunque por desgracia en la actualidad apenas unos pocos lo recuerden.

LECHE DE BURRA COMO ALIMENTO

Imagen de burra amamantando a un bebé, en un orfanato
de París en 1780


Desde el punto de vista nutricional, la importancia de la leche de burra reside en que es la más similar a la leche materna. La principal razón es que las burras, son monogástricas al igual que los humanos. Por eso, la digestión y absorción de los nutrientes es muy similar.

Cabras, vacas y ovejas, son animales rumiantes que poseen 4 estómagos para la digestión de los alimentos que ingieren, entre los que está su propia leche cuando los animales están en periodo de lactancia. Por este simple motivo, cuando consumimos leche de estos animales, a nuestro estómago le cuesta mucho esfuerzo digerir sus grasas y proteínas.

A modo de ejemplo, sabemos que la leche de vaca contiene α – caseína, una proteína que causa alergias en muchas personas (APLV). Los terneros digieren esa proteína en su tercer estómago, mientras que nosotros tan solo tenemos uno para hacerlo. Además, las leches animales tienen un porcentaje muy elevado de proteínas y grasas si las comparamos con la leche humana. Es por esto que pese a ser consideradas “super alimentos” durante la etapa de crecimiento de los niños, no son las más adecuadas por el consumo de los adultos.


Por todo lo anterior, la leche de burra se posiciona como la alternativa más saludable para el consumo lácteo. Es hipoalergénica, fácilmente digerible y se trata de la leche más similar a la nuestra. En la siguiente tabla podemos observar la composición de algunos tipos de leche animal y compararlas entre sí y con la leche humana.

Otra característica muy importante de la leche de burra es su alto contenido en lisozimas e inmunoglobulinas. Esto es debido a que compartimos la leche con su cría. Dicho de otro modo, de los 10 litros de leche que da una burra al día, nosotros solo utilizamos 2 litros para elaborar nuestros productos, estando destinada la mayor parte al sustento alimenticio de la cría. Por este motivo, la leche de burra y la humana, son las únicas que poseen estas enzimas, fundamentales para reforzar el sistema inmunológico. Su aportación en estos dos compuestos es incluso más alta que la que podemos encontrar en la leche del ser humano. Por esta razón, la leche de burra es altamente recomendable en etapas en las que el fortalecimiento de las defensas, donde el cuerpo suele necesitar un aporte extra de protección.

Hoy en día cada vez más gente es intolerante o alérgica a la proteína de la leche de la vaca (lo que se denomina APLV). En este sentido, la leche de burra puede suponer una alternativa adecuada para mantener un consumo diario de producto lácteo. Es muy recomendable para la población adulta al tener los mismos nutrientes que otras leches animales, pero un contenido muy inferior de grasa (menos del 50% de grasa que la leche desnatada de vaca).

Por todo lo anterior, la leche de burra se considera un alimento saludable, y se recomienda su uso para toda la familia

LECHE DE BURRA EN COSMÉTICA


Pero aún hay más. Si echamos la vista atrás nos encontramos con que la leche de burra  ha sido conocida desde siempre por sus beneficios para la piel. Hoy en día sabemos que su gran valor radica en su alto contenido en vitamina A, comúnmente llamada retinol.

La vitamina A es altamente eficaz contra las arrugas y marcas de expresión, por su poder antioxidante y regenerador. Evita el envejecimiento prematuro de la piel ayudando a combatir los radicales libres y estimulando la producción de colágeno que protege nuestra piel de la pérdida de elasticidad. Contribuye al mantenimiento de una piel tersa y uniforme, con una apariencia más joven.


La leche de burra también ayuda a combatir el acné y las manchas oscuras, ya que exfolia las capas superiores de la piel ejerciendo un peeling de forma natural. Mejora la cicatrización y evita la pérdida de humedad cutánea, lo cual le suma propiedades hidratantes.

Además, también es rica en vitaminas B1, B2, B6, C, D y E, en minerales como calcio, magnesio, fósforo o zinc y en oligoelementos y ácidos grasos Omega 3 y 6.

Todos los productos de nuestra línea cosmética Alba Natura, contienen leche de burra. Con ellos elaboramos los mejores tratamientos para tu piel. ¡Te esperamos con los brazos abiertos!Ahora que ya nos conoces un poco más, te invitamos a visitar nuestra página web www.neathea.com o nuestro Instagram @neathea.bio y descubre lo interesante que es apostar por una empresa local, con productos de la mejor calidad. Si tienes dudas o consultas, estaremos siempre encantadas de ayudarte en el teléfono 642 765 698.

Articulos relacionados

Cómo empezar a hacer deporte y no fracasar en el intento.

Hoy en día todo el mundo es consciente de que practicar deporte de manera regular  repercute directamente en la salud del individuo aumentando su bienestar físico y emocional. QUIERO, PERO NO PUEDO. Sin embargo, cuando no se ha practicado nunca,

Beneficios de disfrutar de Actividades familiares

La primera infancia es una etapa cargada de energía, que a los adultos a veces nos deja sin ella … Es un periodo de una actividad excepcional donde los pequeños necesitan descubrirlo todo y parecen no cansarse nunca de investigar

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola
¿En qué podemos ayudarte?